El barrio judío de Berlín

El barrio judío de Berlín

25 de septiembre del 2018

En Berlín no existió un barrio judío en un espacio definido, al menos no como un gueto. Los alemanes-judíos de Berlín eran una población importante y de grandes recursos, lo que les permitía vivir en distintas y acomodadas zonas de la ciudad. Actualmente se conoce por barrio judío de Berlín al barrio de Scheunenviertel debido a que fue un área ampliamente habitada por judíos en el siglo pasado al encontrarse alrededor de la Nueva Sinagoga y del Antiguo Cementerio Judío.

La Nueva Sinagoga ardió durante la Noche de los cristales rotos...
El grupo escultórico del Antiguo Cementerio Judío...
El gran terreno vacío donde se encontraba un edificio que fue bombardeado...

71 thoughts on “El barrio judío de Berlín

  • 25 septiembre, 2018 at 07:52
    Permalink

    Muchas ciudades del mundo rezuman historia, pero en pocas los poros son tan profundos y trágicos como en Berlín.
    Imagino que visitar la zona tiene que dejar un sabor de boca algo agridulce, por las fotos el lugar es bello, pero si pensamos en la historia … me estremece pensar en todo lo que pasaron esas pobres personas.
    Leer tu aritculo es de una cierta manera muy amena de penetrar por un momento en la historia.
    Gracias por este viaje amiga! Un fuerte abrazo

    Reply
    • Maica Rivera
      25 septiembre, 2018 at 15:30
      Permalink

      Berenice:
      Las ciudades “hablan” a través de sus calles, de sus edificios, de sus gentes… y Berlín narra un pasado que no tendría que haber existido. Como bien dices hay lugares que dejan un sabor agridulce, pero al conocerlos conseguimos que la historia no se olvide. Gracias por tus palabras y por tu cariño querida amiga. Gracias por “viajar” conmigo.
      Maica Rivera

      Reply
  • 25 septiembre, 2018 at 08:30
    Permalink

    Pasear por el barrio judío es como hacer un recorrido por la historia. Me gusta mucho este artículo.

    Reply
    • Maica Rivera
      25 septiembre, 2018 at 15:31
      Permalink

      Anna:
      Gracias por recorrer conmigo al leerme el barrio judío. Un gran abrazo!
      Maica Rivera

      Reply
  • 25 septiembre, 2018 at 08:40
    Permalink

    Preciosa y interesante entrada de una zona que me gustaría conocer.
    Cuando vaya a Berlín, volveré a leer tus artículos antes.

    Reply
    • Maica Rivera
      25 septiembre, 2018 at 15:34
      Permalink

      Emma:
      Espero que algún día conozcas Berlín, te encantara todo lo que ofrece y muestra. Y gracias por leerme, pues es una manera de “viajar” conmigo. Un gran abrazo.
      Maica Rivera

      Reply
  • 25 septiembre, 2018 at 08:51
    Permalink

    Gracias por llevarnos por el corazón de uno de los distritos más interesantes de la ciudad, recorriendo sus patios y edificios históricos para descubrir la historia del pueblo judío de Berlín.

    Reply
    • Maica Rivera
      25 septiembre, 2018 at 15:38
      Permalink

      Elisa:
      Soy yo la agradecida de que recorráis conmigo los lugares más entrañables de Berlín. Descubrir la historia de una ciudad es algo que es más bonito en compañía, aunque sea virtual, para así poder comentar todo lo que se ve… Un gran abrazo!
      Maica Rivera

      Reply
  • 25 septiembre, 2018 at 08:54
    Permalink

    Al leer tu texto, me has llevado a recorrer la historia de este encantador barrio.

    Reply
    • Maica Rivera
      25 septiembre, 2018 at 15:42
      Permalink

      Virginia:
      El barrio judío es un lugar que se describe solo, los restos de su historia son tan evidentes con los memoriales que mi texto es una ínfima parte de lo que sentirías allí. Gracias por tus palabras. Un abrazo.
      Maica Rivera

      Reply
  • 25 septiembre, 2018 at 08:59
    Permalink

    La Nueva Sinagoga es uno de los edificios más llamativos y bellos de Berlín. Ya que en Berlín los edificios históricos son una rareza.

    Reply
    • Maica Rivera
      25 septiembre, 2018 at 15:46
      Permalink

      Marcie:
      Es cierto, Berlín es una ciudad que tuvo que ser reconstruida tras la Segunda Guerra Mundial. Apenas quedó en pie ningún monumento ni edificio. Incluso la Nueva Sinagoga estuvo a punto de destruirse completamente “La noche de los cristales rotos”… Un gran abrazo.
      Maica Rivera

      Reply
  • 25 septiembre, 2018 at 09:06
    Permalink

    El barrio judío es uno de los más animados de Berlín. Además de encontrar tiendas, bares y restaurantes, se puede ver varios monumentos. Uno de los más destacados es la Nueva Sinagoga.
    Para mi es uno de los monumentos más bello de la ciudad.

    Reply
  • 25 septiembre, 2018 at 09:20
    Permalink

    Una descripción maravillosa de este pedacito de Berlín, siempre es un placer viajar contigo, yo siempre veo cosas que in situ probablemente pasaría de largo. Un besito

    Reply
    • Maica Rivera
      25 septiembre, 2018 at 13:35
      Permalink

      Carmen:
      Al describir mis viajes tan solo doy breves pinceladas, pues si me permitiera extenderme más escribiría un libro en vez de un artículo. Me pasa como a ti, me fascinan los detalles, los olores, los colores…, y sinceramente, no creo que tú “pases de largo” ante nada amiga mía! Un gran abrazo y gracias por acompañarme en cada viaje.
      Maica Rivera

      Reply
  • 25 septiembre, 2018 at 09:21
    Permalink

    Berlin tiene ese encanto que no se puede contar…Bss

    Reply
    • Maica Rivera
      25 septiembre, 2018 at 13:39
      Permalink

      Chus:
      Berlín, como bien dices tiene algo especial, quizás sea el peso de su historia o tal vez sus museos, teatros, canales… sea como sea es una ciudad imprescindible de conocer para captar la esencia de Europa. Un gran abrazo mi querida barcelonesa!
      Maica Rivera

      Reply
  • 25 septiembre, 2018 at 09:24
    Permalink

    La Nueva Sinagoga es un edificio de gran belleza. Se trata de un edificio con un importante significado emocional para la comunidad judía de Berlín.

    Reply
    • Maica Rivera
      25 septiembre, 2018 at 13:42
      Permalink

      Jacky:
      Así es, es un edificio que representa mucho a pesar de quedar prácticamente destruido en “La noche de los cristales rotos”, un gran abrazo y gracias por compartir.
      Maica Rivera

      Reply
  • 25 septiembre, 2018 at 09:37
    Permalink

    El barrio judío de Berlín invita a REFLEXIONAR sobre la reciente y trágica historia alemana, con una clara proyección hacia su idiosincrasia reciente y también en su influencia en el destino europeo.

    Hablar de barrio implica definir un modo de vida de los propios judíos, que siempre fueron propensos a crearse su propio mundo hermético y distante respecto de su entorno.
    Conocida es su fama en el mundo de las finanzas … su forma de “controlar” la economía alemana de aquel entonces fue el germen del odio hacia ellos, y también el desencadenante de la violencia posterior.

    Creo que es de interés que los viajes y las visitas se hagan con un objetivo concreto … y los itinerarios berlineses siempre se me ocurren didácticos desde un punto de vista “político”, económico y también social.

    Es curioso constatar que parece que poco aprendemos de la historia, pues los judíos NO parecen dar ejemplo de convivencia en Israel, NI los alemanes parecen renunciar a su expansionismo económico … el “brexit” es un claro ejemplo de la ficticia y fallida Unión Europea, que España está padeciendo desde hace años.

    Mi querida amiga y musa MAICA … siento que mi comentario hoy NO tenga nada de … LÍRICA … pero me queda el consuelo de que sé que la POESÍA eres … TU ….😊
    De todas formas siempre es bonito esperar que las CARICIAS puedan desterrar las cicatrices de la piel … y también las del… ALMA … Muchos besos y abrazos de TU POETA … 💋💋💋

    Reply
    • Maica Rivera
      25 septiembre, 2018 at 15:06
      Permalink

      … los viajes siempre son didácticos mi querido poeta, pues suelen hacernos ver lugares que desconocemos… Es como tus comentarios, siempre tienen LÍRICA, aunque no lo creas, es tu forma de escribir, de editar, el ritmo de las palabras…eso es POESÍA… poesía eres tú… y leer tus líneas es una caricia de versos que el alma cura. Gracias, eternamente agradecida, por tu cariño, por tu apoyo diario…, y por la confianza que me das a mí misma. Un gran abrazo de “tu” musa.
      Maica Rivera

      Reply
  • 25 septiembre, 2018 at 09:50
    Permalink

    Magnífico paseo fuera de tiempo al leer tu artículo. Se siente como fuera de una gran ciudad. Reina un ambiente calma y se puede imaginar la dulzura de la vida que reinaba ahí antes de la guerra.

    Reply
    • Maica Rivera
      25 septiembre, 2018 at 15:10
      Permalink

      Beatriz:
      Has descrito perfectamente la sensación de tranquilidad al pasear por Hackesche Höfe, en esos patios interiores se respira calma. Un gran abrazo y gracias por compartir tus palabras.
      Maica Rivera

      Reply
  • 25 septiembre, 2018 at 10:03
    Permalink

    El deseo de Alemania de asumir su herencia, incluida su parte más oscura y vergonzosa, está en la construcción o reconstrucción de sinagogas, centros comunitarios, escuelas y monumentos conmemorativos en toda la ciudad de Berlín. Interesante el texto, me gusta el tema.

    Reply
    • Maica Rivera
      25 septiembre, 2018 at 15:13
      Permalink

      Gemma:
      Gracias por tus palabras y llevas razón, Alemania asume su pasado con memoriales y otras muestras de respeto hacia los que fueron víctimas. Un gran abrazo.
      Maica Rivera

      Reply
  • 25 septiembre, 2018 at 10:17
    Permalink

    El barrio judío es un lugar con muchos secretos y historia.

    Reply
    • Maica Rivera
      25 septiembre, 2018 at 15:15
      Permalink

      Magali:
      Como bien dices, el barrio judío es un lugar con una gran historia. Al pasear por sus calles la ciudad va narrando… Un gran abrazo!
      Maica Rivera

      Reply
  • 25 septiembre, 2018 at 10:32
    Permalink

    Es un barrio precioso que conserva sus patios. Tu texto es un paseo al pasado.

    Reply
    • Maica Rivera
      25 septiembre, 2018 at 15:17
      Permalink

      María José:
      Los patios interiores del barrio judío conservan toda la esencia del pasado berlinés y pasear por ellos es descubrir una interesante parte de la historia. Un gran abrazo.
      Maica Rivera

      Reply
  • 25 septiembre, 2018 at 10:48
    Permalink

    El nazismo sumergió la comunidad judía en una pesadilla sin nombre. Mirando las aceras el viajero puede tener un pensamiento para las víctimas. La Neue Synagogue es magnífica con su cúpula dorada.

    Reply
    • Maica Rivera
      25 septiembre, 2018 at 15:49
      Permalink

      Noe:
      Así es, el periodo de tiempo conocido como Tercer Reich fue una realidad peor que cualquier pesadilla para los judíos. Los memoriales hoy día son una muestra de respeto a las víctimas. Un gran abrazo.
      Maica Rivera

      Reply
  • 25 septiembre, 2018 at 10:59
    Permalink

    El barrio judío es uno de los barrios más antiguos de Berlín. Muy bonito el artículo.

    Reply
    • Maica Rivera
      25 septiembre, 2018 at 15:50
      Permalink

      Anthony:
      Gracias por tus palabras. Es un placer saber que te ha gustado mi texto. Un gran abrazo.
      Maica Rivera

      Reply
  • 25 septiembre, 2018 at 11:30
    Permalink

    El barrio judío de Berlín, es un lugar tranquilo, que alienta a la reflexión dadas las horas oscuras de su pasado.

    Reply
    • Maica Rivera
      25 septiembre, 2018 at 15:52
      Permalink

      Víctor:
      Es cierto, pasear por el barrio judío provoca que reflexionemos… Un gran abrazo.
      Maica Rivera

      Reply
  • 25 septiembre, 2018 at 11:36
    Permalink

    El cementerio judío es un lugar de tranquila soledad… Un recordatorio de la historia judía en Berlín.

    Reply
    • Maica Rivera
      25 septiembre, 2018 at 15:54
      Permalink

      Andrés:
      El Antiguo Cementerio Judío es un recinto que hace estremecer el alma del que lo contempla. Una vez se visita ya nunca se olvida. Un gran abrazo.
      Maica Rivera

      Reply
  • 25 septiembre, 2018 at 11:49
    Permalink

    Si Alemania es el único país de Europa donde el número de judíos continúa aumentando, los fantasmas del pasado permanecen… Interesante reportaje.

    Reply
    • Maica Rivera
      25 septiembre, 2018 at 15:55
      Permalink

      Patricia:
      Los fantasmas del pasado a veces invaden el presente. Gracias por tus palabras. Un gran abrazo.
      Maica Rivera

      Reply
  • 25 septiembre, 2018 at 12:00
    Permalink

    Me pregunto si viven judíos en el Barrio Judío de Berlín. Y si es así, me gustaría saber qué sienten al pisar sus calles.
    ¿Cuántos Barrios Judíos son reconocidos como tales en España? Y ¿En cuántos de ellos viven descendientes de quienes les dieron nombre?
    Las circunstancias son distintas y el mundo también, pero resulta paradójico que las mismas ciudades que los expulsaron utilicen como reclamo turístico el espacio que aquéllos habitaron.
    La misma paradoja que da en llamar judíos a españoles, polacos y alemanes, que también lo fueron.

    Un abrazo,

    Reply
    • Maica Rivera
      25 septiembre, 2018 at 16:26
      Permalink

      SG:
      Sí, siguen viviendo judíos en Berlín y por supuesto en el barrio judío. En 1925 habitaban en la ciudad más de 170.000 judíos. En 1945 apenas quedaban 1.500. Actualmente se calcula que unos 30.000 judíos viven el la capital alemana. Al igual que tú, me gustaría saber que sienten al pisar sus calles… Un gran abrazo y gracias por compartir tus pensamientos.
      Maica Rivera

      Reply
  • 25 septiembre, 2018 at 12:08
    Permalink

    Siempre lo trasmites que parece estar uno alli..con tigo , gracias por estos escritos ..un abrazo y un beso mi querida Maica. Te quiero mucho.

    Reply
    • Maica Rivera
      25 septiembre, 2018 at 16:29
      Permalink

      Antonio:
      Gracias a ti. Por tu cariño, por tu apoyo incondicional… por todos estos años en que de alguna manera me has acompañado en todos mis viajes y en el más grande de todos ellos: el de la vida. Un gran abrazo, y por favor, cuídate mucho, tenemos que seguir viajando amigo mío!
      Maica Rivera

      Reply
  • 25 septiembre, 2018 at 13:02
    Permalink

    Al leer este nuevo fragmento de tu vida dedicado a Berlín, sigo descubriendo entre sus líneas ese sentimiento de duelo por los sucesos tan manidos que empañan la felicidad en tu vivir.
    Amplia redacción la tuya, una vez extraordinariamente bien hilvanada que a todo lector sin causarle cansancio alguno y más bien deseo y gana, le conduce a habitar por momentos esos rincones, que sin estar a un paso, tampoco están nada lejos.
    Abusando de tu amabilidad, yo si algún pero te pondría y comprimiendo en la redacción aquel pasado , hablaría del lugar con una descripción más actual de cada lugar que a ese barrio le definen.
    Al hacer una parada en la nueva sinagoga judía, hubiese ampliado un poquito su historia, su incendio en la tan conocida “noche de los cristales rotos” , la quasi destrucción al ser bombardeada en la WII mundial y su reconstrucción con la función a la que ahora se destina.
    En la pequeña plaza de Rossenstrasse el “Bloque de las mujeres” como monumento a aquel suceso en época de exterminio judío, en donde habían encerrado en la calle Rossenstrasse a judíos casados con mujeres arias. Estas al enterase de la futura deportación de sus maridos, aunándose en grupo y con valentía protestaron en aquella calle, consiguiendo su liberación, la cual queda reflejada en ese monumento.
    La descripción de ese cementerio judío totalmente vacío perfecta, guardando tu estilo; aunque al igual que antes me hubiese recreado un segundo en el monumento de su entrada, citando fechas y autores del mismo.
    Llegamos a esos 8 patios que perfectamente con esos trazos que dan tus palabras escritas, originan más de un lienzo que poder valorar leyéndote.
    Ahora bien, siendo un lugar preferido por los berlineses de hoy en día para esas copas del fin de semana, bares, restaurantes, teatros, bien hubiese estado acentuar algún renglón con ello y un alto en ese patio que lleva un estilo “art decó” con su ambiente un tanto bohemio.
    Por último y fuera de estos entrelazados patios, un poco más allá otro con los museos de Anna Frank y Otto Weid.
    Si a todo esto le hubieses plasmado un comentar entrando en tiendas, tomando un algo en alguna terraza, observando el entorno, la vida de quien pasa, dándote cuenta que otras iglesias, otros golpes de modernidad, otros museos cohabitan en ese lugar del Mitte, Maica, hubiese sido para mi el hoy por hoy de ese tan mítico barrio de Berlín.
    Maica, un abrazo y mis disculpas si al opinar más de tres pueblos me he pasado.

    Angel – Simón

    Reply
    • Maica Rivera
      25 septiembre, 2018 at 16:42
      Permalink

      Ángel:
      No te disculpes, pues tu comentario enriquece mi texto. Te doy las gracias por ello. Efectivamente tu descripción es el actual ambiente de Berlín pero ya sabes mi tendencia de centrarme en el pasado en la capital alemana. No puedo evitarlo. Berlín es de esos destinos de viaje en que su peso histórico ha llegado a abrumarme de tal manera que ha hecho invisible su “presente” amigo mío.
      Por otro lado está el problema de que el contenido de un artículo no debe de ser muy extenso y es difícil elegir que obviar… por ello te agradezco tus comentarios pues son pequeños artículos que complementan los míos. Un gran abrazo y una vez más gracias por el regalo de tu tiempo y tu cariño. Y por favor, nunca vuelvas a decir “lo siento” por escribir, como te he dicho en varias ocasiones, lo haces muy bien.
      Maica Rivera

      Reply
  • 25 septiembre, 2018 at 13:03
    Permalink

    Gracias por la visita… Cuando hablamos de visitas en Berlín, uno piensa en la parte de East Side Gallery. Pero por tus artículos he descubierto muchos lugares que hay que visitar.

    Reply
    • Maica Rivera
      25 septiembre, 2018 at 16:46
      Permalink

      Manolo:
      Gracias a ti por tus palabras. Como bien dices lo más conocido de Berlín es East Side Gallery, pero hay tanto por ver… la ciudad ofrece mucho. Un gran abrazo.
      Maica Rivera

      Reply
  • 25 septiembre, 2018 at 13:07
    Permalink

    El barrio judío de Berlín es un bonito lugar para dar un paseo y descubrir los rincones más escondidos de la ciudad y aprender más sobre su pasado y presente.

    Reply
    • Maica Rivera
      25 septiembre, 2018 at 16:48
      Permalink

      Rachel:
      Así es, el barrio judío de Berlín habla de pasado, presente… y futuro. Un gran abrazo.
      Maica Rivera

      Reply
  • 25 septiembre, 2018 at 13:10
    Permalink

    Tu texto es una presentación fascinante sobre el patrimonio y la cultura judía de Berlín.

    Reply
    • Maica Rivera
      25 septiembre, 2018 at 16:49
      Permalink

      Elodie:
      Gracias. Mi texto tan solo pretende que no se olvide la historia para que no se vuelva a repetir nunca. Un gran abrazo.
      Maica Rivera

      Reply
  • 25 septiembre, 2018 at 13:15
    Permalink

    Los judíos alemanes desempeñaron un papel importante en todas las áreas de la cultura alemana. Enhorabuena por tu trabajo.

    Reply
    • Maica Rivera
      25 septiembre, 2018 at 16:52
      Permalink

      Alejandra:
      Gracias por tus palabras. Mi artículo tan solo pretende aportar un granito de arena para que la historia no se olvide. Un gran abrazo.
      Maica Rivera

      Reply
  • 25 septiembre, 2018 at 13:26
    Permalink

    Visitar Berlín, sobre todo la parte histórica es descubrir el Berlín del Tercer Reich y el Berlín judío.

    Reply
    • Maica Rivera
      25 septiembre, 2018 at 16:53
      Permalink

      Vicky:
      Así es, recorrer las calles de Berlín es descubrir la historia para que no se olvide. Un gran abrazo.
      Maica Rivera

      Reply
  • 25 septiembre, 2018 at 13:52
    Permalink

    Berlín actúa como un imán para los judíos del mundo. Alemania ha hecho un gran trabajo de introspección en su pasado.

    Reply
    • Maica Rivera
      25 septiembre, 2018 at 16:55
      Permalink

      Marisa:
      Berlín se ha convertido en un lugar de peregrinaje para muchos judíos que no entienden como pudo suceder el Holocausto… Un gran abrazo.
      Maica Rivera

      Reply
  • 25 septiembre, 2018 at 15:06
    Permalink

    Berlín es una ciudad sin igual. A través de este paisaje urbano se puede sentir toda su historia.

    Reply
    • Maica Rivera
      25 septiembre, 2018 at 16:57
      Permalink

      Pili:
      Es cierto, a través de recorrer la ciudad Berlín muestra toda su historia. Un gran abrazo.
      Maica Rivera

      Reply
  • 25 septiembre, 2018 at 15:10
    Permalink

    La sinagoga de Berlín simbolizaba el dinamismo de la comunidad judía. Espero verla pronto.

    Reply
    • Maica Rivera
      25 septiembre, 2018 at 16:10
      Permalink

      Carlos:
      Espero que puedas visitar Berlín y que tu deseo de ver la Nueva Sinagoga se vea cumplido. Un gran abrazo y gracias por compartir.
      Maica Rivera

      Reply
  • 25 septiembre, 2018 at 15:14
    Permalink

    Del día a la mañana, la vida de la comunidad judía desapareció en Berlín… El barrio judío y tu artículo es de una cierta forma de no olvidarlos.

    Reply
    • Maica Rivera
      25 septiembre, 2018 at 16:12
      Permalink

      Isaac:
      Gracias por tus palabras. He intentado con mi texto ofrecer mi respeto y mi granito de arena para que no se olvide la historia… no debe de repetirse nunca. Un gran abrazo.
      Maica Rivera

      Reply
  • 25 septiembre, 2018 at 15:22
    Permalink

    Para los descendientes de los judíos deportados que no pudieron ser enterrados en un cementerio, estas placas son como un lugar donde uno puede venir, un rastro de su antepasado…

    Reply
    • Maica Rivera
      25 septiembre, 2018 at 16:15
      Permalink

      José María:
      El Antiguo Cementerio es un memorial en sí mismo. Muchas personas lo visitan para presentar su respeto a las víctimas del Holocausto. Un gran abrazo y gracias por compartir.
      Maica Rivera

      Reply
  • 25 septiembre, 2018 at 15:52
    Permalink

    Hola Maica, interesante artículo, mucha historia sobre el , me ha gustado mucho, al pasear sobre Berlin es cuando verdaderamente te das cuenta de lo que ocurrió allí, y lo que tuvieron que pasar la comunidad judía. Gracias por enseñarnos parte de la historia de Berlin

    Reply
    • Maica Rivera
      25 septiembre, 2018 at 16:01
      Permalink

      Fran:
      Soy yo la agradecida mi querido amigo por tu compañía virtual y tu cariño diario. Como bien dices es al estar en los lugares cuando se percibe la esencia de los mismos. Es como cuando algún día paseemos por nuestro antiguo barrio y nos sentemos en alguno de sus bancos blancos… Un gran abrazo!
      Maica Rivera

      Reply
  • 26 septiembre, 2018 at 02:57
    Permalink

    Gracias. Por una respuesta tan documentada. Por tu tiempo.

    SG

    Reply
    • Maica Rivera
      26 septiembre, 2018 at 07:47
      Permalink

      SG:
      Gracias a ti por el regalo de tu tiempo, es lo más valioso que se puede regalar… Un gran abrazo.
      Maica Rivera

      Reply
  • 26 septiembre, 2018 at 14:48
    Permalink

    Querida Maica, una vez más consigues adentrarnos al centro de la historia.
    Berlin y su barrio Judio , cuanta historia y cuanto dolor deben rezumar esas calles y viviendas.
    No he tenido el gusto de llegar a Berlin, me han comentado al igual que tú que es digno de verlo.Quizas este año por Semana Santa lo consiga
    Tú sí consigues ponernos la miel en la boca con tus post , puedo imaginar una ciudad gris que por alguna rendija se cuela un rayo de Sol… ya puede ser la sonrisa de un anciano, o las risas de unos niños jugando libres en cualquier plazoleta de la ciudad.
    No debemos perder el recuerdo de lo que pasó, no creo que nadie pueda borrar el dolor vivido.…
    Seguramente vuelve a ser una ciudad repleta de flores en los balcones, las personas vuelven a sonreír, y la vida sigue adelante.
    Lo que queda en nuestro recuerdo es y será siempre parte de una historia que nunca debió suceder. Aunque duela va bien de vez en cuando ver y sentir, lo que debieron sufrir tantas personas que eran inocentes y por la locura de una persona fueron aniquiladas .
    Ahí están esas famosas cicatrices que no deben desaparecer nunca.
    Lo que yo vi en Polonia es el horror de los horrores. Cuando entras allí parece que la vida se detuvo.
    Cuanto dolor gratuito.
    Gracias por tu testimonio una vez más
    Un abrazo cariñoso.

    Reply
    • Maica Rivera
      26 septiembre, 2018 at 20:07
      Permalink

      Tina:
      Espero que algún día puedas recorrer las calles de Berlín. Es una ciudad que por el peso de su historia despierta sentimientos indescriptibles, y conociendo tu sensibilidad, estoy segura que te emocionará profundamente. Por otro lado, vuelvo a decirte que soy yo la agradecida por todo el cariño y apoyo diario que me regalas: gracias Tina. Un gran abrazo amiga mía.
      Maica Rivera

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *