Ella. Hace diez años

Ella. Hace diez años

31 de agosto del 2018

Ella. Va caminando. Hacia casa. Hacia ningún lado. Es alta, delgada, morena, de pelo largo, de mirada vacía, de cabello agitado… Su paso es firme, pero su mundo se viene abajo…

Japón. La mochila recorrió con ella durante quince días todo el país
París. La mochila ha callejeado por Montmartre varias veces en cada viaje a París
Egipto. La mochila ha visitado Egipto en tres ocasiones, incluso ha entrado al interior de la gran pirámide
Malta. La mochila estuvo en Azure Window antes de su derrumbe
Río de Janeiro. Fue voluntaria en los Juegos Paralímpicos y en la mochila llevaba la grabadora. Entrevistó a deportistas que jamás olvidará
Roma. El Coliseo. La mochila la ha acompañado a Italia en varias ocasiones

52 thoughts on “Ella. Hace diez años

  • 31 agosto, 2018 at 11:54
    Permalink

    En esta vida nada es para siempre. Los cambios son inevitables.
    Nos podemos aferrar a situaciones o a personas… pero este es un intento que a lo largo siempre resulta infructuoso.
    En muchas ocasiones, los cambios nos liberan de ataduras, evidentes o invisibles. Son oportunidades para el crecimiento.
    Toda la vida es un cambio. Hay momentos en los que debemos tomar decisiones, y no sabemos por dónde comenzar.
    Ella, ha empezado comprando esa mochila. Que le pasara luego? Se ira?
    Me has dejado en la expectativa amiga, deseando saber mas sobre ella.
    Gracias por compartir con nosotros.
    Gracias por tu cariño, por tu amistad, por tu tiempo.
    Un fuerte abrazo

    Reply
    • Maica Rivera
      31 agosto, 2018 at 14:16
      Permalink

      Berenice:
      Así es, los cambios en la vida son nuevas oportunidades, aunque puedo asegurarte que cada decisión conlleva una tormenta interior en la que es fácil “ahogarse”. Créeme, amiga mía, que ELLA intentó no dañar a nadie, pero tuvo que marcharse… Un gran abrazo Berenice.
      Maica Rivera

      Reply
  • 31 agosto, 2018 at 12:24
    Permalink

    Cambiar de vida, puede asustar. Pero lamentarse de no hacerlo es peor.
    Ella, cambió de vida? Ya nos contarás.

    Reply
    • Maica Rivera
      31 agosto, 2018 at 14:22
      Permalink

      Anna:
      El miedo al cambio, como bien dices, es inevitable, aunque una vez se toma la decisión de hacerlo es como si te liberaran de una opresión que apenas deja respirar… Y por supuesto, prometo contar el resto de la historia, ELLA necesita que aquellos que dañó sepan que fue inevitable. Un gran abrazo!
      Maica Rivera

      Reply
  • 31 agosto, 2018 at 12:26
    Permalink

    querida amiga Maica, quizás la monotonía os llevo a un lugar de partida, el lugar que siempre quisistes tener desde niña, volar y escribir sobre lo que veías, el quizás se estanco y no supo regar a la flor más bonita de su jardín, ella nesecitaba agua para no marchitarse y cambio de rumbo, compro una simple mochila, la que la llevaría a todos lados, te hizo más madura, más mujer, más sabia, y explorando nuevas ciudades, aunque tardases cuatro años en coger esa mochila. Ella siente mariposas, otra vez quizas de volar de nuevo a otro destino, para contarnos una nueva historia, o quizas porque se siente más libre. Creo que en tu ocasión el cambio fue para mejor, hace 10 años yo también paseaba por las calles céntricas de nuestra ciudad, pensando que sería de mi presente – futuro, curioso, mejor dicho amarrar mi presente, el futuro ya vendrá, salio el sol. Gracias Maica por tus confidencias , cariño y amistad, un fuerte abrazo desde Córdoba , tu ciudad natal . que nadie te pare, besos

    Reply
    • Maica Rivera
      31 agosto, 2018 at 14:37
      Permalink

      Fran:
      No fue culpa de ELLA, ni de ÉL, fueron sus sueños de niña que no quisieron marcharse. ELLA intentó luchar, pues no quería dañar a nadie, pero se estaba muriendo lentamente… Tuvo que irse Fran, incluso sin saber que sería de su vida una vez lo abandonara todo… tardó años en decidirse.
      Seguramente tú y yo hemos coincidido paseando por esas céntricas calles, sin embargo, hace diez años ELLA no hablaba con nadie, no sea que se notase la tormenta que en su interior amenazaba con ahogarle… Un gran abrazo, y prometo Fran, no “pararme”.
      Maica Rivera

      Reply
  • 31 agosto, 2018 at 12:27
    Permalink

    Cuando cambiamos la dirección, no volvemos a empezar de cero, sino que seguimos los pasos de un proceso inasequible para nosotros como proceso total mientras estamos inmersos en él: el de la vida de cada uno.

    Reply
    • Maica Rivera
      31 agosto, 2018 at 14:41
      Permalink

      Elisa:
      Así es, nunca al cambiar de vida partimos de cero, pues el pasado no desaparece, es más, ayuda a no cometer los mismos errores. A veces me pregunto que haríamos si pudiéramos viajar en el tiempo y cambiar nuestras decisiones. Un gran abrazo.
      Maica Rivera

      Reply
  • 31 agosto, 2018 at 12:30
    Permalink

    Cambiar el camino no es cambiar de vida. Es seguir siendo nosotros mismos pero enriquecidos por más experiencia ganada. Cambiar es parte necesaria del proceso.

    Reply
    • Maica Rivera
      31 agosto, 2018 at 14:47
      Permalink

      Magali:
      Es cierto, cambiar es parte del proceso de vivir, aunque mi experiencia me dice que los cambios son difíciles y duelen… Un gran abrazo.
      Maica Rivera

      Reply
  • 31 agosto, 2018 at 12:54
    Permalink

    Buenos días.
    “Ellas” se van a ver reflejadas en tu espejo. “Ellos”, por supuesto también. Ella forma parte de una minoría selecta: quisó volar y emprendió el vuelo… Ya no es sólo cuestión de valentía, es mucho más… nacer de si mismo para ser uno mismo.
    Pero hay un detalle preocupante: la memoria que hace volver y volver a un mundo que teoricamente ya no debería de existir. ¿Por qué recordar? ¿Por qué mirar atrás? Cada pensamiento al pasado se vuelve presente . El pasado, ese pasado no hace ningún bien, duele.
    El vacio, de alguna manera, aún se intuye. Tu valentía ha sido encararlo y ¿tu propósito?
    Sabemos como se llena un vacio, pero no podemos permitirnos mas errores. Y caminamos y caminamos… y vemos y no paramos de ver…
    ¿Encontrarnos?
    La niña que sintió mariposas en su estómago sigue necesitándolas. Todos lo necesitamos, pero Ella más.
    Siempre es un placer encontrar almas y mariposas al despertar del sueño.
    Ella es un sueño encantador…
    Gracias.

    Reply
    • Maica Rivera
      31 agosto, 2018 at 15:06
      Permalink

      Gaspar:
      ELLA es inquieta, soñadora, impulsiva, pasional… por eso sin mariposas en el estómago muere lentamente. Llevas razón, ELLA aún necesita “mariposas”, y posiblemente las necesitará siempre.
      Por otro lado, ELLA recuerda el pasado porque dejó atrás a personas que la quisieron y luego la odiaron…, y eso, a ELLA, le duele. No quiere cometer más errores, intenta no hacer más daño. Camina sola para algún día “hallarse”.
      ELLA, mi querido Gaspar, no es un sueño, es real, es sincera… y el perdón por ser como es, quiere.
      Dices que fue valiente, a veces pienso que fue cobarde, por salir huyendo, por no dar explicaciones a nadie. Un gran abrazo y gracias por leerme.
      Maica Rivera

      Reply
  • 31 agosto, 2018 at 13:00
    Permalink

    “Sola en la noche y por mi amor clamando… sola en el día, sola en la multitud…
    sola entre los humanos, y sola … MEDITANDO,
    que es soledad siempre mi eterna esclavitud.
    Ya estoy sola en el mundo, ya siempre habré de estarlo… que viva entre salvajes o en urbes poderosas…
    Si mi amor ya NO existe, si no puedo salvarlo…
    ni siento las espinas, ni sé aspirar las rosas… ”

    Mi querida amiga y MUSA MAICA … después de leerte me vino a la memoria esta SOLEDAD, de María de LLURIA… en esta vida hay que sacarse de encima TODOS los convencionalismos y la educación que NO va con nuestro profundo SENTIR… para no tomar decisiones contrarias a nuestros profundos… AFECTOS…
    Dice Erica JONG que las parejas se ven muy poco una vez metidos en la bombonera burguesa… tal vez tenga mucha razón … de tu escueto texto deduzco que el volcán de TUS emociones viene de bastante más atrás de los 10 años brevemente relatados … 😊

    Dice Shakespeare que la mente del enamorad@ hierve de fantasía tan creativa, que aprehende más de lo que NUNCA comprenderá la fría razón … tal vez TU preciosa imagen perturbe la visión de TU compleja personalidad… soy de la opinión que las parejas debieran de conocerse completamente a OSCURAS, de forma que se conocieran ANTES por dentro que por … FUERA…
    En cualquier caso, haces muy BIEN en “enfrentarte” a TU pasado … con nosotros de la mano … es la única manera de echar los demonios, que nos llenan de vacíos y nos impiden ser … FELICES.
    Desde el día que comencé a conocerte a través de TUS textos, intuí algo de lo que ahora nos estás relatando… mis orígenes “hechiceros” deben de tener algo que ver en … ELLO…
    Enhorabuena por tu magnífico y SINCERO artículo… y lo que más me gustaría en el mundo es poder sacarte del ALMA ese poso de amargura, para que NO vuelvas nunca más a tus … SOLEDADES …
    Muchos besos y abrazos de TU POETA … que te entiende como si te.. PARIERA … 😊… 💋💋💋

    Reply
    • Maica Rivera
      31 agosto, 2018 at 15:35
      Permalink

      …ELLA siempre supo que debía de enfrentarse al pasado, pero mi querido poeta, puedo asegurarte que duele intensamente, y ELLA, aunque lo parezca, no es fuerte. Actualmente, arropada por el cariño de personas como tú, todo es diferente.
      ELLA se refugió en la soledad, pues es permisiva compañera, al vacío lo expulsó en cuanto comenzó a escribir a diario.
      Tienes razón, sus sentimientos fueron un volcán desde que era pequeña. La “culpa” la tuvieron los libros Agustín, le mostraron otros mundos, otras vidas… y ELLA sentía estallar miles de emociones. Cuando apenas hablaba ya leía ávidamente. Algunas de sus lecturas favoritas: La Historia Interminable, Momo, Mafalda… Se enamoró de Atreyu, quería a Casiopea, adoraba a Guille… Su mundo eran los libros, fue una niña muy solitaria. Cuando creció descubrió que en el mundo real…
      En fin, mi querido poeta, ELLA, continuará… Un gran abrazo y, como siempre, gracias, por tu tiempo, por tu cariño…
      Maica Rivera

      Reply
  • 31 agosto, 2018 at 13:14
    Permalink

    Hola Maica,
    El cambio es cualquier otra cosa que sea diferente de lo que existe hasta ahora.
    Has decidido hacer cambios y lo veo bien.
    Un consejo, cuidado con los que pretenden ser tus amigos… Rodeate de esas personas sinceras, a los que te quieren te verdad. Que estarán por supuesto en lo bueno, pero sobretodo en lo malo.
    Un saludo.

    Reply
    • Maica Rivera
      31 agosto, 2018 at 15:47
      Permalink

      Julián:
      ELLA decidió cambiar pues lo “normal” le producía vacío existencial. Aprendió muchas cosas, entre ellas a detectar a las personas nobles y sinceras… tú pareces una de ellas. Agradezco enormemente tus mensajes, pues denotan preocupación: gracias. Un gran y sincero abrazo.
      Maica Rivera

      Reply
  • 31 agosto, 2018 at 13:20
    Permalink

    Siempre es bueno saber cuando se concluye una etapa en la vida. El pasado ya pasó, solo nos debe de servir como experiencia.

    Reply
    • Maica Rivera
      31 agosto, 2018 at 15:49
      Permalink

      Ana:
      Así es, el pasado ya pasó, y como bien dices, debemos de extraer su experiencia para no volver a cometer los mismos errores… Un gran abrazo.
      Maica Rivera

      Reply
  • 31 agosto, 2018 at 13:33
    Permalink

    Nada, ni nadie son indispensable, tenemos que aprender a aprender y desprender y ser libre, como lo ha decidido Ella.

    Reply
    • Maica Rivera
      31 agosto, 2018 at 15:55
      Permalink

      Elodie:
      Aprender y desaprender… así es, la vida es un continuo aprendizaje de todo, incluso debemos de olvidar para volver a recordar con nuevas perspectivas, como ha hecho ELLA. Un gran abrazo.
      Maica Rivera

      Reply
  • 31 agosto, 2018 at 13:41
    Permalink

    Vivir en el pasado, implica no evolucionar. Vivir el presente, es disfrutar del momento. Hay que mirar al futuro con optimismo.
    Espero que ella es feliz con su nueva vida, y que este disfrutando.

    Reply
    • Maica Rivera
      31 agosto, 2018 at 15:57
      Permalink

      Toñi:
      ELLA aún no ha despedido su anterior vida, es lo que intenta hacer para poder continuar… Un gran abrazo.
      Maica Rivera

      Reply
  • 31 agosto, 2018 at 13:46
    Permalink

    Buenos días Maica, gracias por hacernos partícipes de tus experiencias vitales y de tus siempre interesantes reflexiones. Al leerte no he podido evitar recordar la experiencia de un gran amigo mío, Ángel, que vivió hace ya muchos años y que yo cada poco tiempo suelo invitarle a que me la cuente. Debo ser un poco neurótico jijii. Verás, Ángel decidió, allá a finales de los años 80 cuando todavía era un jovencito, tomar la mochila y cumplir sus deseos de recorrer mundo. Con unos pocos dólares en el bolsillo y una mochila medio vacía pero llena de ilusión decidió comenzar por conocer la República Popular de China. Sin fecha de regreso. Para allí partió, y durante las primeras semanas pudo recorrer el país con cierta comodidad, hasta que decidió abandonar las ciudades y desplazarse a las zonas más montañosas y solitarias del país. En un destartalado autobús llegó hasta las orillas del río Yangtsé, en la provincia de Yunnan. Apenas le quedaban 10 dólares norteamericanos en el bolsillo pero decidió seguir su viaje hacia las alturas. Hizo autostop en una carretera cercana a la orilla del Yangtsé y a través de signos (el chino que lo recogió no sabía nada de inglés) consiguió montar en el vehículo y que éste le transportase carretera arriba. A las pocas horas llegó a una intersección, la “carretera de tierra se dividía en cuatro partes, y el chino le indicó que allí debía bajarse. Así lo hizo Ángel. Descendió del vehículo y vio cómo éste se alejaba. De repente, se vio inmerso en la más absoluta de las soledades y el más absoluto de los silencios. Aún así, su alma estaba alegre, expectante, ilusionada. Yo siempre le digo: “no te acojonaste?”. No – me responde siempre él_ al contrario, me sentí increiblemente felíz” Y eso que él era consciente de que la situación era delicada. En su mochila tan solo llevaba una pequeña lata de atún. Y pensó: “seguro que alguién pasará”. La noche se le echó encima y no tuvo más remedio que fabricarse un refugio casero aprovechando unas rocas cercanas a la carretera de polvo. Allí pasó la noche, intentando burlar un frío helador. Cuando yo le dije que vaya putada y que habría pasado frío y miedo él me dijo que no, que todo lo contrario, que no le había dado tiempo a sentir miedo porque el espectáculo del que había sido testigo aquella noche había sido simplemente mágico. Nunca antes se había sentido tan cerca de las estrellas, nunca antes había experimentado aquella sensación de comunión con la naturaleza y con el silencio. Aquella noche, a pesar del frío y de saber que ya no le quedaba nada para comer, había sido felíz. Aquella situación se prolongó cinco días. Cinco días durante los que no pasó absolutamente nadie, ningún coche, ninguna bicicleta, nadie!!!! Yo le pregunté: joder, y qué pensabas durante aquellas agónicas jornadas? Tan solo pensaba – me dijo – que seguro que alguién pasaría. Mientras tanto fui feliz disfrutando de aquella experiencia tan mágica y maravillosa.
    Con esto Maica, yo aprendí (mejor dicho, mi amigo me lo enseñó) que debemos hacer caso a nuestro interior, a nuestra intuición, que aunque lo que nos rodea sea realmente aterrador siempre nuestro yo nos llevará a ver el lado mágico y hermoso de dicha experiencia. Y no se trata de un espejismo, no Maica, es algo totalmente real, es nuestra verdad, la verdad del Mundo. Un beso, y nuevamente gracias por hacernos partícipes de tus experiencias!!!!

    Reply
    • Maica Rivera
      31 agosto, 2018 at 16:12
      Permalink

      Imanol:
      Se me ocurren decenas de preguntas acerca de la experiencia de tu amigo, pero estoy segura de la respuesta a todas ellas: se dejó llevar. Así somos los que tenemos el alma inquieta.
      Por otro lado soy yo la agradecida porque al compartir la experiencia de tu amigo demuestras que ELLA no es un caso único. Son muchos los que todo lo arriesgan… y estoy de acuerdo de que tenemos la capacidad de ver “el vaso medio lleno o medio vacío”…
      Un gran abrazo.
      Maica Rivera

      Reply
  • 31 agosto, 2018 at 14:03
    Permalink

    Muchas veces nos centramos en problemas banales, a los que hacemos frente y hacemos de un grano de arena una montaña.
    No dejes que tu vida corra sin ningún sentido, y sin dejar huellas.
    Que esa mochila siga acompañadote en tus aventuras…

    Reply
    • Maica Rivera
      31 agosto, 2018 at 16:14
      Permalink

      William:
      Gracias. Como bien dices, no dejaré que se me escape la vida sin dejar huella. Un gran abrazo!
      Maica Rivera

      Reply
  • 31 agosto, 2018 at 17:31
    Permalink

    Me has emocionado Maica, en pco tiempo creo que captaste mi esencia y yo la tuya…
    Te leo y me estoy viendo… pero yo fui cobarde hace 10 años. Ella fue valiente y tomó las riendas de su vida … mi mochila sigue ahí … esperándome… quizás un día sea como ella … valiente, soñadora, alondra libre…
    A mi me pararon los sentImientos hacia lo que más quiero, creí que no tenia derecho a que cargasen con algo que no provocaron ellos.
    Ella me ha dado una lección, parece muy frágil… pero es valiente… conseguirá lo que desee …
    Gracias Maica… me has dado una lección de ternura.
    Un beso y un abrazo.

    Reply
    • Maica Rivera
      31 agosto, 2018 at 18:31
      Permalink

      Tina:
      No fuiste cobarde, tuviste la valentía de sacrificar tus sueños, para eso, amiga mía, hay que ser muy fuerte. Te admiro. Ella fue, según muchos, egoísta, otros la llamaron caprichosa… pero puedo asegurarte que no pudo elegir quedarse. Un gran abrazo, y no olvides nunca que la “mochila” siempre estará si necesitas marcharte.
      Maica Rivera

      Reply
  • 31 agosto, 2018 at 18:01
    Permalink

    … el pasado pasa sin manera de regresar, no cuesta nada reflexionar en el, recordarlo como algo bonito o algo preferir olvidar, “Ella” si embargo de pequeña sabia que era diferente de entre las otras Ellas, supo como planear su escape, espero el tiempo apropiado y puso (su) el plan en acción , nada mas o nada menos, Ella fue (es) astuta, planeadora, soñadora, sentimental, cariñosa, estudiosa y sobre toda “bella”. un grande abrazo para Ella…..

    Reply
    • Maica Rivera
      31 agosto, 2018 at 18:58
      Permalink

      Andrés:
      Así es Andrés, ELLA siempre supo que era diferente. Ni mejor ni peor que nadie, tan solo especial. Intentó adaptarse y ser “normal”, pero no pudo, se tuvo que marchar. Mi querido americano, ELLA es soñadora, sentimental, cariñosa, estudiosa… ELLA ahora es tantas cosas…y hace diez años, ELLA no era nada… Un gran abrazo Andrés y gracias por tu cariño y apoyo.
      Maica Rivera

      Reply
  • 31 agosto, 2018 at 18:57
    Permalink

    Las personas no están unidos a ti.
    Si te has ido no significa que eres cobarde, o una mala persona. Solo significa que esta parte de tu historia ya terminó.
    Es importante tener el don del adiós. Lo que es para ti será, lo que no se alejará.
    Buen viaje con tu mochila

    Reply
    • Maica Rivera
      31 agosto, 2018 at 19:01
      Permalink

      Cristina:
      El sentimiento de culpa es inevitable al marchar. Pero como bien dices, lo que tenga que ser será. Gracias por tu mensaje. ELLA ha prometido continuar su viaje, la mochila le da alas para volar. Un gran abrazo.
      Maica Rivera

      Reply
  • 31 agosto, 2018 at 19:49
    Permalink

    En la vida de todo viajero existe un momento en donde se hace una pregunta clave. Porque viajo? Quizás sea el hecho de buscarle un sentido a lo que hacemos.
    Ella se estará preguntando : Estará bien lo que hago? Con que objetivo dejo todo, agarro mi mochila y me voy?
    Son esos momentos en donde la razón y el corazón tienen una de sus grandes batallas.
    Lo importante es que hagas lo que te hagas feliz.

    Reply
    • Maica Rivera
      1 septiembre, 2018 at 09:05
      Permalink

      Virginia:
      Así es Virginia, en la vida existe un momento en el cual nos cuestionamos todo, y es el momento más difícil, pues como bien dices, es una batalla entre el corazón y la razón… Un gran abrazo.
      Maica Rivera

      Reply
  • 31 agosto, 2018 at 19:53
    Permalink

    La incertidumbre a lo desconocido, el miedo a lo que puede pasar. Esas barreras que aparecen cada vez que nos proponemos un cambio. Nadie sabe que nos prepara el destino. Nos cuesta salir de esa zona de confort, de ese mundo tan desconocido.
    ELLA ha tenido mucho valor, porque intuimos que al final, ELLA cogió la mochila y se fue.

    Reply
    • Maica Rivera
      1 septiembre, 2018 at 09:08
      Permalink

      Jacky:
      Salir de la zona de confort es una decisión muy difícil, incluso una vez lo has hecho cada día te preguntarás si debiste hacerlo… ELLA tardó mucho tiempo en decidirse, tuvo que pasar por muchas experiencias antes de hacerlo… Un gran abrazo.
      Maica Rivera

      Reply
  • 31 agosto, 2018 at 19:58
    Permalink

    Ella ha elegido irse, cambiar de vida.
    Cuando sea el momento de partir, Ella podrá decir “Muero feliz, viví la vida que quise y no me arrepiento de nada”.

    Reply
    • Maica Rivera
      1 septiembre, 2018 at 09:11
      Permalink

      Mari Carmen:
      Es posible que así sea, ELLA lucha cada día con ser honesta consigo misma y vivir la vida que realmente desea; es muy difícil tomar desiciones que nos cambiarán la vida entera… Un gran abrazo!
      Maica Rivera

      Reply
  • 31 agosto, 2018 at 20:32
    Permalink

    Emocionantes palabras, pueden ser ese empujón para nosotros para dar el primer paso hacia esas aventuras. Cuesta hacer de nuestros sueños un realidad, a lo mejor por miedo a salir de la zona de confort.
    Viajar es la mejor inversión que se puede hacer en la vida.
    Gracias Maica.

    Reply
    • Maica Rivera
      1 septiembre, 2018 at 09:13
      Permalink

      Berenice:
      Una vez leí que el hombre que se da cuenta de que su vida no tiene sentido o viaja, o se suicida… Fueron palabras que me impresionaron profundamente… Un gran abrazo amiga mía!
      Maica Rivera

      Reply
  • 31 agosto, 2018 at 21:28
    Permalink

    El coraje de partir … un beso Maica

    Reply
    • Maica Rivera
      1 septiembre, 2018 at 09:15
      Permalink

      José Agustín:
      Fue el miedo a morir lentamente lo que le dio el valor para marchar… Beso recibido y te envío un gran abrazo.
      Maica Rivera

      Reply
  • 31 agosto, 2018 at 21:29
    Permalink

    Cuando miramos atrás con lo que tenemos delante. Tu futuro es más poderoso que tu pasado. A seguir cumpliendo tus sueños.

    Reply
    • Maica Rivera
      1 septiembre, 2018 at 09:17
      Permalink

      José María:
      Así es, el futuro es más poderoso que el pasado… por ello, a veces, debemos dejarnos llevar. Un gran abrazo!
      Maica Rivera

      Reply
  • 31 agosto, 2018 at 21:30
    Permalink

    …. Quizás principios del libro titulado “ELLA” La Biographia ? solo me pregunto,,,, no me canso de leer la introducción…….

    Reply
    • Maica Rivera
      1 septiembre, 2018 at 09:20
      Permalink

      Andrés:
      Podría ser Andrés, ELLA irá narrando, fue un camino muy largo hasta llegar al principio de su biografía, tuvo que pasar mucho hasta que decidió renunciar a todo… Un gran abrazo mi querido americano.
      Maica Rivera

      Reply
  • 31 agosto, 2018 at 22:43
    Permalink

    Crecer como persona supone realizar cosas nuevas, salir de nuestra zona de confort y arriesgar, para ello no hay que pasar miedo simplemente decirnos a nosotros mismos que es coraje: “Yo tengo coraje de hacer cosas nuevas”.
    El miedo a los cambios se ve reducido si pensamos que lo que sentimos es coraje, valor y esfuerzo para alcanzar nuestras metas.
    ELLA vale mucho.

    Reply
    • Maica Rivera
      1 septiembre, 2018 at 09:22
      Permalink

      Deborah:
      Es cierto, el ser humano tiene la capacidad de enfrentarse a los cambios, y no debemos de dejar de hacerlo nunca… Un gran abrazo y gracias por tus palabras!
      Maica Rivera

      Reply
  • 31 agosto, 2018 at 22:46
    Permalink

    Maica nunca dejes que nadie te diga que no puedes, probablemente esa persona no tiene tu coraje para emprender sus propios sueños e intentará tirar por tierra los tuyos.

    Reply
    • Maica Rivera
      1 septiembre, 2018 at 09:24
      Permalink

      Rafael:
      Es una gran verdad, aquellos que no tuvieron el valor de realizar sus sueños suelen intentar que desistas en alcanzar los tuyos… Un gran abrazo y gracias por el apoyo y cariño que denotan tus palabras.
      Maica Rivera

      Reply
  • 3 septiembre, 2018 at 00:20
    Permalink

    Emotivo…que tus sueños se cumplan..y la vida te regale cosas bellas..un abrazo y un beso mi querida Maica.

    Reply
    • Maica Rivera
      3 septiembre, 2018 at 08:50
      Permalink

      Antonio:
      Mi querido amigo, te deseo lo mismo: que tus sueños se cumplan! Un gran abrazo.
      Maica Rivera

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *