Prensa rosa: ¿Positiva o negativa para la sociedad?

Prensa rosa: ¿Positiva o negativa para la sociedad?

24 de marzo del 2016

Mucho se ha hablado de la falta de contenido de la prensa rosa. Sin embargo, es uno de los géneros periodísticos más demandados…

Si lo pensamos detenidamente, la vida de los famosos suscita interés desde hace siglos. Ya en la época romana se encontraron vestigios de crónicas sociales en lugares como el Coliseo Romano y las saunas públicas y templos.

A finales del siglo XIX se registran crónicas “mundanas” en periódicos generalistas como “L’ Illustration” en Francia o “Blanco y Negro” en España.

Estas secciones abordaban cuestiones como las visitas oficiales de los monarcas o la lista de nobles que participaban en una determinada gala benéfica… El objetivo era puramente informativo.FullSizeRender

Con el tiempo, la prensa rosa se fue transformando en ecos de sociedad donde se daba cuenta de de los matrimonios, peleas, divorcios, embarazos, natalicios, necrológicas, entierros, éxitos fracasos…

No es nada nuevo ni negativo si se hace de forma profesional y rigurosa, huyendo de sensacionalismos. Al fin y al cabo el periodismo es investigar, plasmar la información demandada.

Grandes profesionales trabajan en este denominado subgénero del periodismo: Carmen Rigalt, Beatriz Cortázar, Rosa Villacastín… y otras más conocidas como Ana Rosa Quintana, Susana Griso….

Si lo que criticamos es la búsqueda del sensacionalismo como objetivo, habría que cuestionarse la calidad informativa de los continuos artículos políticos basados tan solo en insultos, en guerras sin fundamento…, carentes de valor informativo.

Pienso que la prensa rosa no es un subgénero, sino que cumple una función social demandada a lo largo de la Historia. Colaboro con grandes profesionales, me enseñan día a día que en el periodismo, toda la información que se transmita y esté contrastada, suma a nuestro cocimiento. Por lo tanto es positiva.

Espero contestar con esto a las continuas preguntas de sobre qué hace mi nombre en las páginas de la Revista LOVE…

Un abrazo,

Maica Rivera

Artículo publicado en la Revista LOVE

revistalove

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *