Storytelling: la pasión con la adicción puede ser confundida

Storytelling: la pasión con la adicción puede ser confundida

15 de noviembre del 2017

Storytelling: la pasión con la adicción puede ser confundida

«Para que nada nos separe que nada nos una». Palabras de Pablo Neruda. Podrían ser la esencia de unas reglas aún no escritas: la de millones de usuarios que conectamos en la red sin exigencia alguna.

…Uno de mis sueños es pronunciarlas frente al mar donde fueron escritas. Creo que aún debo de estar dormida pues oigo el sonido del agua golpear la soñada orilla.«Despierto»; estoy en Madrid  y frente a mí, la pantalla del ordenador y una taza de café como única compañía.

Comienza el día. Aunque en el mundo virtual el concepto iniciar «navega» a la deriva…Aquí no se detiene nada ni se permite parada alguna, y por inercia se produce un ritmo que atrapa y embruja. Algunos profesionales de la medicina advierten que crea ansiedad y que enormemente perjudica; lo llaman dependencia nociva. Que Internet «perturba», nadie lo pone en duda. 

…Pero si la fascinación por algo es adicción, nos enfrentamos al enorme riesgo de contraer una enfermedad que no tiene cura pues la vida no dejará de maravillarnos y sorprendernos nunca. Quizás la verdadera patología sea no ser capaz de dejarse llevar por aquello que fascina.

Despierto; estoy en Madrid…

Si se trata de diagnosticar adicciones, negar quienes somos es la más antigua. Lo afirmo porque fui adicta a la seguridad de la rutina; tuve que desengancharme de ella para encontrarme a mí misma…Y a riesgo de que me consideres enferma, confieso que las nuevas tecnologías y sus posibilidades me fascinan, pues brindan oportunidades que antes no existían…Y contigo me comunican.

Es cierto que alteran el comportamiento y en cierto modo aíslan…pero «eso» también lo provoca cualquier pasión sentida.

¿Qué es «normal» en esta vida?. Buscar estabilidad y tranquilidad puede ser una elección escogida pero también denotan una dependencia a la monotonía. Dicho así, la normalidad sería perjudicial para una sana conducta.

Antes de introducir contenido en las redes…

Una rápida lectura a los titulares en los que uno de ellos me ha provocado una sonrisa: El periodista que intimidó a España en pijama…hoy figuraba entre las noticias más leídas… Quizás solo nos haga sonreír a los que sabemos que el pijama es uniforme la mayoría de los días.

…Cuando algo apasiona, nada importa y hasta de vestirte te olvidas.

En un acto reflejo, visualizo en mi memoria cuando editaba publicaciones en pijama medio dormida. Ahora son tuits y textos de «entradas» para empresas con innovadora cultura corporativa, y, aunque sigo «sin vestir», me siento más segura. En aquella época pensaba que había perdido la cordura.

La pasión debería de llegar con instrucciones escritas… y con ticket de devolución por si nos supera con su locura…La de años que estuve perdida en el proceso de entender que era lo que me ocurría.

Explico esto por si sientes que tu comportamiento te «exilia»; quizás sea la escritura, la fotografía o la música…A veces, alejarse causa ansiedad y quedarse produce angustia. Yo precisé «deshabituarme» de mi vida… Hoy voy a divagar un poco por si en algo te ayuda.

Las plataformas digitales comenzaron a modificar mis hábitos de conducta; sueño y comida se perdieron en la inmensidad de un mundo que de horarios no entendía. Pero necesitaba escribir e Internet posibilitaba esa urgencia de comunicar que en un principio no entendía.

Hoy voy a divagar…

Descubrí Facebook, red que aún me permito mantener activa. Recalco me permito, porque la falta de tiempo es la que realmente me aísla. Pero sinceramente, considero amigos a aquellos que durante años me ayudaron a no darme nunca por vencida y cada domingo con un pequeño post les indico que continua mi aventura.

Mientras por un lado desaparecía  todo lo que conocía, iba comprendiendo que la red era una potente herramienta de comunicación en la que prima la escritura… De ella hice mi mundo y mi vida.

Escribía y escribía…ahora es lo único que hago cada día

Pensad por un momento cuantas palabras se escriben al día: correos electrónicos, Facebook, Twitter –hasta Instagram requiere unas líneas–…sin olvidar Whatsapp que como plataforma de comunicación se posiciona la segunda –ha superado los mil doscientos millones de usuarios.    

Si como aconsejan escritores reconocidos hay que escribir una media de dos mil palabras diarias, suma; seguro que las superas antes del mediodía. Y lo de leer una media de seis horas…un social media manager lee desde que despierta hasta que termina el día. Por ello, no me importa me llamen community manager o escritora adicta…Aunque prefiero freelance enamorada de la vida.

Para no ahogarte en la inmensidad de conceptos o de títulos que crees necesitas: «actualiza». No existe nada seguro y lo más importante es saber descifrar entre líneas…Todo, si observas atentamente, no es lo que parece a simple vista…

El éxito quizás no se encuentre en ser portada de alguna maravillosa revista o periódico de reconocida escritura…Puede hallarse en algo tan sencillo como vivir fascinado con la vida.  Tal vez sea escribiendo en pijama en la habitación de un hotel con una maleta como único testigo de nuestra sonrisa.

Negar quienes somos es la adición más antigua

Dicen que es el precio de la estabilidad. Hoy sé que es una dependencia muy dañina. Controla la voluntad y llega a generar locura…a eso sí que fui adicta.

…Vivir sintiendo calma que aprisiona y condiciona la vida…al intentar «encontrarte» invade la inquietud  y sientes a la soledad como enemiga. E inevitablemente regresas a la seguridad de la monotonía. 

Sentir ansiedad nociva quizás sea la única diferencia entre pasión constructiva y adicción perjudicial que respirar imposibilita. El miedo, cuando paraliza y hace que nos conformemos con la vida, es la enfermedad más tóxica y dañina.

Volar más alto…

Descubrir, crear…Si todo lo que al ser humano inquieta y maravilla es considerado contraindicado porque altera y modifica, la red puede ser considerada un gran peligro pues sorprende cada día.

….Antes de que te diagnostiquen adicción a lo que quizás sea tu vida, analiza: clínicas que ofrecen tratamientos para curar la dependencia a una enfermedad no reconocida por la medicina. Ofertan tratamiento online…suena a una reunión de alcohólicos en un local donde se sirven bebidas.

Probablemente no soy objetiva, estoy confundida…o sencillamente soy una adicta

Lo que es extraño es que el miedo al cambio no esté catalogado como patología que perjudica.

Twitter ha entendido que actualizaba o acabaría siendo el homónimo de la monotonía. «Inteligente decisión» la han catalogado algunos. Y como «locura suicida» por escuetos tuits circula.

Que no me digan que es adicción «fascinarse» con la vida
La pasión en cierto modo aísla...
Si la adicción es fascinación...siempre seremos enfermos pues el mundo fascina
...freelance enamorada de la vida
Si existe posibilidad de volar más alto...que nadie lo impida
Para que nada nos separe que nada nos una...

12 thoughts on “Storytelling: la pasión con la adicción puede ser confundida

  • 15 noviembre, 2017 at 14:54
    Permalink

    Es curioso, escribes abriéndote de par en par: te muestras al mundo… y a la vida (que te observa). Pero lo materializa una silueta, una bella silueta.
    Me encanta, en el sentido mágico del poder en tu palabra (escrita).
    Gracias.

    Reply
    • Maica RiveraMaica Rivera
      15 noviembre, 2017 at 15:37
      Permalink

      Gaspar, cuando escribo intento «cerrar la puerta» de mi alma, pero la muy traviesa se escapa y en párrafos me delata. Créeme que intento controlarla…por eso no suelo mostrar mi rostro; en mis ojos ella manda y no me permite ocultarla. Un gran abrazo y gracias por tus bellas palabras.
      Maica Rivera

      Reply
  • 16 noviembre, 2017 at 07:37
    Permalink

    Hola Maica, espero que no sea tu caso el de la siberadicción, en tal caso esta actividad perturba tu vida de relación, perturba tu trabajo habitual, relegas a tu familia y prefieres estar en linea por horas jugando, hablando con desconocidos , alterando tu sueño, con esa sensación de inquietud mal humor si no estas conectado, si lo tomas como un trabajo deberá de ser de algunas horas . Pero bueno muchos escritores escriben en soledad y en la noche o madrugada, pero al estar conectados podemos encontrarnos con personas que están despiertas , mientras nosotros debiéramos estar descansando. tambien para lograr un buen producto literario, habrá momentos en los que tengamos que abstraernos de todo, esperemos que internet no nos aleje de lo cercano con la ilusión de conocer lo lejano. Buen jueves!

    Reply
    • Maica RiveraMaica Rivera
      16 noviembre, 2017 at 10:18
      Permalink

      Mi querido doctor, lo mío no es adicción a las nuevas tecnologías…pero puede que sí lo sea a la escritura. José, piensa que la escritura nació de la imperiosa necesidad del ser humano por comunicar e Internet es la más potente herramienta de comunicación; es difícil resistirse doctor. Pero tranquilo que al ciberespacio no soy adicta.
      Mi adicción –o pasión– por la escritura es la que me produce estos síntomas: altera mi sueño, perturba mi vida, he renunciado a amigos y familia y me produce mal humor si no puedo escribir unas líneas al día. ¿Es una enfermedad grave verdad?
      El problema es que solo tiene una cura: escribir. La ansiedad no desaparece si no lo hago de forma continua.
      La solución definitiva: dedicarme a ella de forma exclusiva. Llevar redes sociales de empresas me lleva muchas horas, en realidad solo escribo un uno por ciento de mi tiempo. Estoy intentando «vivir de la escritura»…pues a vivir «fascinada» no pienso renunciar nunca. Cuando lo consiga, viajaré a Chile a la casa de Pablo Neruda, y haré una parada por Argentina. Un gran abrazo amigo mío.
      Maica Rivera

      Reply
  • 17 noviembre, 2017 at 03:32
    Permalink

    No hay mejor manera…..de vivir que escribir , lo que nos dicta el alma……como lo haces tu….un abrazo y un beso te quiero Maica..

    Reply
    • Maica RiveraMaica Rivera
      17 noviembre, 2017 at 08:15
      Permalink

      Cierto mi querido amigo. Yo imagino la vida como un libro que día a día escribimos. Dicen que cuando llegas al final, en el último párrafo te das cuenta de que pudiste hacerlo distinto; cuando llegue a mi última letra, me gustaría pensar que volvería a escribir lo mismo. Un gran abrazo Antonio y como siempre: el sentimiento de cariño es mutuo.
      Maica Rivera

      Reply
  • 19 noviembre, 2017 at 11:43
    Permalink

    Liebe Maica,
    seit ein paar Tagen mache ich mir wieder mehr Gedanken über diese Kommunikationsart … Ich verdanke dieser Technik, inclusive des Internets wirklich sehr viel. Seit über dreißig Jahren bin ich Nutzer und Förderer. Der Beginn dieses Mediums war toll, damals verhielt sich diese Internet Familie vorwiegend ehrlich! Mir hatte es die Freiheit gegeben, meinen Sohn in seiner Entwicklung, trotz großer Entfernungen zu unterstützen. Abends sich seiner Probleme anzunehmen und vor allem eine gute Nacht zu wünschen … um ihm dann in den Morgenstunden ein bißchen Motivation für den Tag zu übermitteln. (Mache ich heute noch gerne;-)) Dieser Weg und dessen Ergebnis waren in unserer Situation super und erfolgreich!
    Es gab aber auch andere Zeiten, dann wenn ich nach einem zehn Stunden Arbeitstag nach Hause gekommen bin, den Laptop gestartet habe, bevor ich mich um Essen und Trinken gekümmert habe. Heute denke ich, es ist perfekt wenn man irgendwie daran erinnert wird, daß man unserem Arbeitsgerät und uns eine Pause gönnen sollte.
    Mein Fazit ist … es gibt nichts schöneres als das Leben selbst, denn nur das was uns „wirklich“ berührt, schützt uns vor jeder Art der Sucht!
    Ich wünsche Dir ein entspanntes und doch kreatives Wochenende…
    Eine große Umarmung
    Vera

    Reply
    • Maica RiveraMaica Rivera
      19 noviembre, 2017 at 17:55
      Permalink

      Lieber Vera; Ich verstehe deine Worte und ich danke dir, dass du sie mit mir geteilt hast. Ich weiß, dass du Zeit zum Schreiben widmst, Vera macht es weiter, es ist Medizin für unsere Seele. Eine große Umarmung.
      Maica Rivera

      Reply
  • 19 noviembre, 2017 at 23:18
    Permalink

    Es imposible escapar de este mundo tecnológico que cada día crece y nos obliga a participar en el , porque si no estarías en desventaja para comunicarte con el resto de la gente y te verían pasado de moda . De alguna forma la necesidad de conectarnos diariamente nos hace adictos y más sociables con personas que están al otro lado del mundo , además de pasar horas leyendo artículos y noticias muy interesantes. Tiempo que nos roba la vida de alguna manera especialmente a las personas que viven solas. Esta es ahora una vida virtual que nunca se podrá comparar con verdadera realidad , donde ahí existe el contacto físico, el abrazo , la caricia , el amor y la mirada . La falta de todo esto produce un tipo de depresión , que puede conllevar a otras adicciones . Mi consejo es que debemos desconectarnos del internet un día a la semana y salir a respirar aire puro ,ir al cine , teatro o alguna discoteca y acercarte más a la gente. Hay que ser fuertes y decididos para poder liberarnos de tantas radiación que generan éstos dispositivos electrónicos. Debemos regresar un poco al pasado , donde éramos libres y la gente era más unida y más espiritual .

    Reply
    • Maica RiveraMaica Rivera
      20 noviembre, 2017 at 09:28
      Permalink

      Javier, creo que es una actitud muy positiva la de compaginar los dos mundos pues ambos enriquecen nuestra vida…Un abrazo y seguimos «conectados».
      Maica Rivera

      Reply
  • 19 noviembre, 2017 at 23:20
    Permalink

    Lamentablemente he dejado de leer los libros y sólo me dedico durante horas a leer por Internet las noticias y artículos , así como , pasar los chistes y memes a los amigos . Al menos estoy leyendo y mantengo ocupado mi cerebro , aunque sean cortas las lecturas

    Reply
    • Maica RiveraMaica Rivera
      20 noviembre, 2017 at 09:25
      Permalink

      Javier, lo importante es leer. No importa sean diez minutos o tal vez solo cinco…Nunca abandones la «lectura», ella es incondicional amiga, y siempre de nuestra mente cuida. Un abrazo.
      Maica Rivera

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te apuntas al viaje de la vida?

Aprender como si fuera a vivir siempre... de mis experiencias nace este espacio donde compartir como alcanzar sueños que nos desvelan cada madrugada..."si no sueñas no creas, si no sientes no vives"

Pincha aquí para suscribirte o si ya estás registrado inicia sesión aquí.